Construyendo Rascacielos

Por: Alejandro Romero

11059518_10153274756091354_2556969422208900378_nBogotá, Panamá, México, Argentina, Brasil, Nueva York, Chile. Sería el itinerario de Sergio Antonio Pérez Munar, un colombiano que decidió dejar todo en su país natal Colombia para perseguir sus sueños a miles de kilómetros del hogar que lo vio crecer.

Este estudiante quien cursa décimo semestre de administración de empresas en la UNAD y residente en la ciudad de Washington D.C. de los Estados Unidos de Norteamérica, forma parte del equipo de trabajo de la OEA (Organización de los Estados Americanos), donde desempeña sus labores como gerente de proyectos.

Proviene de una familia conformada por sus padres; “dos guerreros” como afirma Sergio, la señora Gloria Munar y el señor Marco Pérez, quienes desde muy jóvenes se desempeñaron como empresarios locales, lo cual los llevo a construir un hogar próspero, en el cual crecieron Sergio y su hermano menor Ricardo.

El mundo de los negocios y las finanzas siempre hicieron parte de la vida Sergio, pero en aquel entonces su mayor sueño era ser uno de los arquitectos más reconocidos; “el amor por la arquitectura siempre me motivó a seguir soñando en ser no solo el mejor, si no el arquitecto más reconocido del país, y ¿Por qué no? del mundo”. Lo que Sergio no sabía era que el destino tenía algo totalmente diferente para él.

Recuerda que por algunas malas decisiones de sus padres en los negocios, fueron víctimas de varios robos los cuales los llevaron a perder gran capital, situaciones que Sergio no quisiera recordar y de las cuales no se siente muy cómodo de hablar. Su sueño de estudiar arquitectura se fue a millas de distancia junto con la ilusión de construir grandes rascacielos que harían de su ciudad algo inigualable

“Pensé que no tenía nada que perder, mis padres no estaban en la capacidad de pagar una universidad privada, así que me animé, y decidí iniciar la búsqueda de mi futuro. Mis padres no estarán allí para toda la vida, son mis sueños y debo buscar los medios para llegar a cumplirlos”, afirmo Sergio.

En él año 2006 inició sus estudios de inglés, tenía claro que para la carrera que llegase a cursar necesitaría de esta herramienta para poder llegar a sus metas, -además estaba al alcance de mis padres- dijo sonriendo.

La arquitectura siempre primó como su meta más clara, era algo en lo que pensaba todas las noches antes de dormir, en sus clases, incluso mientras estaba ayudando a sus padres en el negocio que tenían en un local cerca a su casa. “Creo que la perseverancia es una virtud que me caracteriza”. En el segundo semestre del año 2007, Sergio es consiente que no podrá estudiar lo que desea por la situación económica que su familia atravesaba en aquellos años, y adicional a esto, no fue admitido por su promedio en ninguna universidad pública del país; (Universidad Nacional de Colombia, Universidad Distrital). Pero tampoco fue un impedimento para seguir luchando para cumplir sus sueños.

El SENA era la única opción a la que Sergio podría aspirar en aquel entonces, y sin pensarlo más de dos veces comienza una nueva etapa en el programa de gestión administrativa, decisión que sin saberlo en ese momento sería uno de los factores principales que lo llevarían a estar en el lugar que ocupa hoy en día.

“Para algunas personas el SENA solo es un escampadero de muchas situaciones, incluso hasta yo lo vi en algún momento de la vida de esa manera”. Sergio cree que las experiencias que la vida le brindo en aquel lugar donde conoció a decenas de personas con una calidad o estilo de vida totalmente diferente a la suya, lo formaron como la persona que es.

En el SENA no solo curso el programa técnico administrativo, sino también un tecnólogo en gestión del talento humano, el cual lo hizo sentir totalmente identificado: “solo me había sentido así por la arquitectura, pero los temas relacionados con la parte humana que puedes llegar a desarrollar hizo una conexión directa conmigo, es algo que heredé de mi madre”.

Las oportunidades empezaron a llegar a la vida de Sergio en pasos pequeños pero firmes. Teniendo tan solo 20 años ejerce el cargo de asistente de recursos humanos como aprendiz SENA en el Secretariado Nacional de Pastoral Social. Siempre se destacó ante los demás trabajadores que hacían parte del selecto grupo de practicantes. Los 6 meses de prácticas estaba llegando a su fin, y fue ese día de febrero del año 2010 cuando su jefe directa Luz Marina Bohórquez es quien le da la noticia de que su contrato de aprendiz había finalizado, pero ahora haría parte del grupo de asistentes del programa de incidencia política con un contrato directo en Pastoral Social.

“Construir relaciones sólidas con quienes trabajas es crucial para generar impacto”. Sergio dice que esta frase fue algo fundamental que lo llevo a obtener su primer trabajo formal y no solo eso, logró entender mucho mejor la forma de generar un impacto social real por medio de su nuevo cargo. El cual no solo le permitiría estar más cerca de iniciar la carrera de sus sueños, sino el ayudar económicamente a su familia que jamás lo había dejado solo, al contrario, siempre fueron el apoyo y la motivación más grande en cada una de sus acciones, y en la toma de sus decisiones.

El tiempo transcurría y Sergio encontraba un mayor gusto por los temas sociales, temas que solamente había escuchado en noticias o leído en internet, pero jamás llego a pensar que haría parte directamente de ellos. Su experiencia adquirida en un tiempo no muy largo le da la oportunidad de trabajar en la Fundación Trust for the Américas Colombia de la OEA, aquí puso a flote los conocimientos administrativos y financieros que el poseía y acepta el reto de ser asistente administrativo para trabajar con los temas sociales con los que había ya construido un vínculo.

Myriam Romero directora ejecutiva del Trust Colombia, y Adriana Garcia coordinadora financiera y administrativa son dos mujeres que a simple vista aparentan unos 55 años de edad, vestidas con traje formal impecable, excelente peinado y con tono de voz que transmitía una calma incomparable, fueron las encargadas de dar ese pequeño empujón hacia el éxito que Sergio necesitaba sin el estarlo esperando.

El 08 de octubre del 2010 Sergio recibió la llamada que no olvidaría fácilmente; fue Monica Jara quien a las 10:00 de la mañana hora local llamo a la extensión del aquel entonces el asistente administrativo con una gran intención;

–Hola buen día –dijo Monica

– Buen día –respondió Sergio

–Hablas con Monica Jara directora de finanzas de Trust EEUU

–Sí, sé quien es–dijo Sergio

–¿Tienes 5 minutos para hablar?

–Claro no hay problema –contestó Sergio

–Hemos visto el desempeño que has tenido en el proceso que estás trabajando, y nos gustaría hacerte una propuesta. –mencionó Monica

–¿De qué se trata?

–Queremos saber si estarías dispuesto a trabajar 3 meses en el Trust que se encuentra en los Estados unidos.

–¿Qué labores desempeñaría? –dijo Sergio

–Son básicamente asistenciales, algo similar a las que vienes realizando en Colombia–dijo Monica–el pago no sería muy alto, pero puedes vivir tranquilo.

–Claro que acepto, ¿qué debo hacer? –respondió Sergio.

–Nosotros te haremos llegar a tu correo electrónico los documentos que debes preparar. –dijo Monica–gracias por el tiempo, y bienvenido.

–Gracias a ustedes

Mientras cuenta como fue esa llamada que duró literalmente 04:15 segundos, en su rostro puedo ver la felicidad que se las palabras de Monica crearon en Sergio. “Cuando colgué el teléfono en lo primero que pensé, era que se habían equivocado de persona y que la llamada no era para mí. No me imaginaba viajando a los Estados Unidos, y mucho menos viviendo allá.”

Como a un niño pequeño que se le prometen un helado Sergio acudió a Myriam y Adriana para contar lo que había sucedido en su pequeño cubículo, sin el saber que ellas estaban enteradas de todo lo que en esa llamada se diría y que fueron ellas las responsables de que así fuera. Felicidades–dijo Myriam–lo mereces por tu desempeño.

Fue en ese instante donde Sergio se dio cuenta que no era una broma, que esa llamada si era para él. Al revisar al día siguiente su correo electrónico efectivamente mensaje de Monica Jara con asunto “Documentación aspirante”, se encontraba en su bandeja de entrada, y en el cuerpo del mensaje un listado con los documentos que debía presentar frente a la embajada americana en el mes de diciembre, tenía tan solo dos meses para poder conseguirlos y para compartir con sus seres los cuales nos vería en 3 meses. “Los documentos eran lo más sencillo los tenía prácticamente todos, lo realmente difícil era partir a un nuevo lugar donde no conocía a nadie, y mi familia no estaría junto a mi”

El 15 de diciembre de 2010 con traje azul camisa blanca y corbata roja Sergio se presentó a la embajada americana en una cita a las 7:45 am sin saber lo que allí le dirían ni cuál sería su destino después de salir de ese lugar a quienes muchos temen. “No olvido que el cónsul lo único que hizo fue solicitar los documentos que llevaba en un sobre de manila tamaño carta, los reviso y me dijo que mi visa estaría disponible en una semana.”

13882455_10154379258291354_2152041492856373407_n

Después de 7 años de haber sucedido esto en su rostro aún se puede ver un gesto de sorpresa, uno de felicidad y algo de nostalgia. Este solo fue uno de los momentos más significativos para Sergio ya que el gran día de partir por eso tres meses había llegado, era 11 de enero del 2011 y su vuelo con destino a Washington estaba esperándolo para llevarlo a lo que sería su nuevo hogar, con un fervoroso abrazo despidió a cada uno de los miembros de su familia y pasando la puerta de migración del aeropuerto el Dorado le dijo adiós a Colombia, sus amigos y a la familia Pérez Munar.

“Felipe Ramos y Adela Ramos, dos hermanos de nacionalidad mexicana, fueron las personas a las que la compañía nombro como encargados para recibirme en esta vaca loca en la que me había metido sin saber en qué momento”. Su primer encuentro en el Trust de EEUU, fue con la supervisora de finanzas de la fundación Trust for the Americas la señora Monica Jara, si, la misma mujer que había llamado ese 08 de octubre a su extensión y lo había invitado a trabajar en los Estados Unidos. “Recuerdo que yo llevaba un pantalón de paño color negro, una camisa azul, y un abrigo que Felipe, a quien acaba de conocer y me hospedo en su casa, me había prestado, era invierno y mi ropa no era la adecuada para esa estación”.

Adela y Felipe se convirtieron en su familia, “en seres de luz” fueron su guía no solo en el tema laboral ya que ellos eran sus compañeros de oficina, sino también fueron de gran ayuda al enseñarle como desenvolverse en ese país que le estaba brindando una nueva oportunidad.

El tiempo se pasaba más rápido de lo que Sergio pensaba y su fácil adaptación lo hacía sentirse como pez en agua. Los tres meses estaban a punto de finalizar y Sergio está listo para volver a su país, aunque en el fondo no era lo que él deseaba, había conocido personas que hacían de sus días algo maravilloso, trabajaba lo que ahora era su mayor pasión, en pocas palabras estaba cumpliendo el sueño americano. Pero las sorpresas para este hombre no se detenían, una semana antes de terminar su trabajo en EEUU Darío Soto Abril el director adjunto de la fundación lo citó a su oficina, apretó su mano lo invito a sentarse y sin rodeo alguno le dijo que su contrario sería renovado para que continuara trabajando en el Trust for the Americas.

Esos tres meses que inicialmente fueron ofertados para Sergio, hoy competan ya 7 años, que lo hacen parte de este gran equipo de trabajo, ya no como un asistente administrativo si no como un gerente de proyectos. “Innovar en un proyecto social es poder brindar conocimiento, herramientas y oportunidades que realmente signifiquen algo en las vidas de las personas con quienes trabajamos”.

Con una gran sonrisa recuerda su primer viaje a Colombia después de haberse ido a probar suerte en el extranjero; “El primer viaje de trabajo que realice en el Trust Colombia fue a Tumaco, Nariño. Allí tuve la oportunidad de entender y vivir lo valioso del trabajo social, mi misión era capacitar a líderes sociales en la presentación de proyectos de cooperación internacional, principalmente en la construcción de presupuestos. Fui dos veces y gracias al trabajo que realizamos ahí, 3 de 5 organizaciones pudieron acceder a recursos internacionales para sus organizaciones. Eso fue crucial para ganar la confianza del equipo en Washington, al igual que para mí, el dimensionar las oportunidades de trabajar por comunidades vulnerables.”

Figure 2 Encuentro con población vulnerable de Chile. Foto: Trust For the Americas.

Sergio diseña e implementa proyectos de desarrollo social para comunidades vulnerables en América Latina y el Caribe, principalmente en jóvenes en situación de vulnerabilidad y personas con discapacidad, a través del programa insignia de la fundación llamado Programa de Oportunidades Económicas a través de la Tecnología en las Américas (POETA), el cual busca articular iniciativas del sector privado y sociedad civil a través del acceso y apropiación de las TIC.

Hace 3 años, en Medellín, tuve la oportunidad de conocer a Verónica, una chica de 23 años que junto a su hermana decidieron abrir un negocio de cupcakes en una de las comunas de Medellín, conocerla me dio la oportunidad de entender como el proyecto que yo lideraba le permitió a ella, no solo iniciar su negocio soñado, sino formalizar su proceso de formación el cual ella inicio a través de videos en YouTube, literal, aprendió a hacer repostería con tutoriales en YouTube y llego al proyecto para participar en el proceso de formación de microempresarios, su entusiasmo y agradecimiento por todo lo aprendido sirvió no solo como inspiración para nuevos proyectos, sino como motivación personal para seguir comprometido con mi labor. Verónica es uno de mis más grandes orgullos, ha ganado reconocimientos y financiamiento de distintos programas, gracias a su paso por el proyecto que yo lidero.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s